Lapisa

Salud Animal – Nutrición Animal – Animales de Compañia – Agrícola


Deja un comentario

Desinfectantes para instalaciones avícolas y porcinas

desinfectantes_headdesinfectantes_lapisa_neogen

Lapisa presenta su línea de Bioseguridad BioSentry que incluyen: Antisepticos, Limpiadores, Detergentes, Desinfectantes y Microbicidas.

Chlorhexidine, Universal Barn Cleaner, 904, DC&R Disinfectant

mas información

Anuncios


2 comentarios

Ventajas del uso de la Ractopamina en Cerdos

head_lapiracto

MVZ Víctor M. Orozco Orozco Servicios Técnicos de Lapisa SA de CV

correo: victor.orozco@lapisa.com

cerdo_lapiracto

La necesidad de producir mejores alimentos de origen animal ha estimulado el desarrollo de aditivos que incrementen la eficiencia alimenticia, la ganancia de peso y las características de la canal. Esto ha conducido al uso de hormonas, antibióticos y otros compuestos químicos.

El Clorhidrato de Ractopamina pertenece al grupo de las catecolaminas, el cual es un derivado de la familia de los ß-adrenérgicos, que actúa incrementando el flujo sanguíneo, dando consigo una hipertrofia de las fibras musculares esqueléticas, un aumento de la síntesis proteica y una disminución en la degradación de la proteína muscular. Además, la Ractopamina ejerce una activación directa para promover la hidrólisis de los triglicéridos y disminuye la síntesis de ácidos grasos, lo que provoca una menor acumulación de grasa.

En México, fue aprobado el uso de la Ractopamina en el año 2002, para ser utilizada en cerdos en la etapa de finalización, bajo la norma oficial mexicana: NOM-EM-015-ZOO-2002, (SAGARPA, 2002) y corroborada bajo la NOM-064-ZOO-1999 perteneciente a la clase de los ß-agonistas; clasificada dentro del grupo I (SENASICA-SAGARPA, 2003).

VENTAJAS DEL USO DE LA RACTOPAMINA:
MEJORA EN EL RENDIMIENTO EN CANAL:
Aumenta el peso del canal: 2 – 3 puntos porcentuales (1)

Disminuye la grasa dorsal: 0.7 a 1 mm(1)

Aumentalaprofundidaddellomo: 0.8-1.2mm(1)

GANANCIAS ADICIONALES CON EL USO DE LA RACTOPAMINA.
Mayor volumen de carne producida. (Aumenta los Kg carne/cerdo:2.5 -3.5 Kg(1,2).

Menor uso de instalaciones.

Mejora la rentabilidad.

REQUERIMIENTOS PARA SU USO:

Se requiere aumentar la Lisina, para lograr niveles totales de entre 0.90 y 1.20%. El nivel óptimo de rentabilidad está entre 1.15% y 1.20%.
Se recomienda que los animales consuman alimento con Ractopamina un mínimo de 21 días y un máximo de 28 días.

En dosis de Ractopamina de 5 a 10 ppm, tiene efectos favorables sobre la eficiencia alimenticia, ganancia diaria de peso, rendimiento en canal, y pérdidas por goteo. Sin embargo, las pruebas señalan que el efecto más notorio de este compuesto se manifiesta sobre la modificación de las características del tejido magro.

Lapisa desarrolló un producto que con las siguientes características:

A) Tiene un 20% más concentración en relación a los otros productos que hay en el mercado que contienen Ractopamina, LAPI-RACTO® contiene 24 gramos de Ractopamina por kilogramo de producto.

B) LAPI-RACTO® está elaborado a base de una fórmula micro granulada que contiene un recubrimiento especial, resiste los procesos de mezclado, conservando todas sus propiedades; facilita el manejo y el almacenamiento; es estable ante cambios de humedad y temperatura, evitando formación de pastas; promueve una mínima dispersión granulométrica, que brinda facilidad, seguridad y homogeneidad en el mezclado, proporcionando lotes uniformes de alimento terminado.

C) Contiene micro-trazadores para determinar la presencia de LAPI-RACTO® en el alimento terminado.

D) LAPI-RACTO® está fabricado bajo estrictas normas de calidad, ISO 9001:2000, auditado por BSI (British Standards Institution).

Prueba de Campo:
Se realizó una prueba en una granja comercial ubicada en la región bajío de México, se evaluó el desempeño productivo, las características de la canal y la relación costo-beneficio de cerdos alimentados durante los últimos veintiocho días de la fase de finalización con dosis de 8 ppm.

Se conformaron 2 grupos de 96 cerdos, 48 hembras y 48 machos por tratamiento, se les midió la grasa dorsal al inicio y al final de la prueba, el ancho del músculo al nivel de la 12ava costilla al inicio y al final de la prueba, se registró el consumo de alimento por corral y tratamiento para evaluar los siguientes parámetros:

tabla_lapiracto

tabla_varianza_lapiracto

De acuerdo a estos resultados podemos concluir que LAPI-RACTO® es la alternativa de primera elección cuando queremos incorporar un programa con Ractopamina en nuestro sistema de producción.

carne_lapiracto

 

Banner_LapiRactoPecuarios

ver ficha técnica

 

BIBLIOGRAFÍA:
1.- R.G. Main, DVM, PhD; S.S. Dritz, DVM, PhD; D. Tockach, MS, PhD; R.D. Goodband, MS PhD; J.L. Nelssen, MS, PhD; J.M. DeRouchey, MS, PhD. Effects of ractopamine Hcl dose and treatment period on pig performance in a commercial finish- ing facility Journal of Swine Health and Production – May and June 2009.

2.- R. M Barker., MS; S.S Dritz., DVM, PhD; D.M Tokach., PhD; R. D. Goodband, PhD; Grosebeck N. C., MS.. Effects of ractopamine HCl on grown performance and within-pen weight variation in finishing pigs Journal of Swine Health and Production – November and December 2005.


Deja un comentario

Revisión de aspectos importantes en el comportamiento reproductivo de las cerdas

INTRODUCCIÓN:

El objetivo principal de una granja comercial es alcanzar consistentemente la meta de servicios semanales. La falla de retorno al estro dentro de los primeros 7 días después del destete contribuye a perder las metas de carga e incrementa los días no productivos. Históricamente el incremento en el intervalo destete-servicio ha sido más en hembras primerizas, asociado a factores con periodos cortos de lactación, tamaños grandes de camadas destetadas, épocas del año e inadecuado consumo de alimento durante la lactancia (1).

 

PUNTOS IMPORTANTES RELACIONADAS CON EL ANESTRO POST-DESTETE

CONDICION CORPORAL: La primer causa de intervalos destete-servicio prolongados es un inadecuado consumo de nutrientes durante la lactancia tanto en hembras multíparas como en primerizas aunque estas últimas tienen menor apetitito que las multíparas, lo que provoca un desempeño reproductivo inadecuado, como respuesta a factores ambientales que reducen el apetito en las hembras (2).

porcino1

 

MICOTOXINAS EN ALIMENTO:

Efectos de la zearalenona sobre el estro: La ingestión de ZEN por lechonas sexualmente maduras aumenta el período del ciclo estral (Edwards et al., 1987b) o perjudica el retorno al estro en el periodo post destete cuando las madres ingieren ZEN durante la lactación (Edwards et al., 1987a). La duración del ciclo y proporción de hembras afectadas está relacionada a la dosis de ZEN administrada, una vez que se observó efectos con 5 o 10 ppm de ZEN, mas no con 1 ppm (Edwards et al., 1987b, Tabla 1). Cuando la dosis de ZEN es superior a 3 ppm el atraso en retornar al estro algunas veces se torna tan importante que las hembras llegan a ser consideradas como en anestro (Young & King, 1986). Es relatado que la regresión espontanea del cuerpo lúteo ocurre dentro de 30 días después de la remoción de la dieta contaminada con ZEN (Edwards et al., 1987b). Aunque hay dudas con relación al mecanismo por el cual la ZEN, un compuesto no esteroidal presentando actividad estrogénica, promueva el mantenimiento del cuerpo lúteo en cerdas. Se cree que ella no afecta el perfil secretorio de las gonadotrofinas, actuando directamente a nivel ovárico (Etienne & Dourmad, 1994) (3).

USO RACIONAL DE HORMONAS EXOGENAS:

Con el uso racional de hormonas exógenas puede prevenir o reducir el elevado porcentaje de cerdas primíparas y multíparas con alargamiento del intervalo destete-salida en celo en verano.

          Todos conocemos la gran efectividad de las hormonas Gonodotropas (PMSG y hCG) para producir ciclicidad ovárica en hembras en anestro verdadero tras el destete (López, 1996 y 1999), con niveles de progesterona bajos.

              Sin embargo, existen hembras en pseudoestro con elevada producción de progesterona en las que las hormonas gonadotropas no solo no provocan la salida en celo, sino que además, inyectadas a ciegas, pueden producir la aparición de los quistes ováricos al bloquearse la liberación del pico preovulatorio de LH y no producirse la ovulación de los folículos cuyo crecimiento ha sido inducido.

          Cuando no se utiliza ningún método de diagnóstico diferencial entre el anestro y pseudoanestro, es relativamente habitual que muchos veterinarios recomienden la inyección de dosis terapéuticas de prostaglandinas 24-48 hrs antes de la inducción del celo con PMSG (eCG, Gonadotropina Coriónica equina) y hCG (Gonadotropina Coriónica humana) en las cerdas destetadas para prevenir el fallo de las hormonas gonadotropas en las hembras que puedan tener la progesterona elevada.

           En el caso de que la cerda inyectada no presente tejido luteal en el ovario y por lo tanto, las prostaglandinas fueran innecesarias, el inconveniente de su uso sería sólo económico, ya que en la cerda, a diferencia de otras especies, solo aparece ligera inquietud, aumento de la micción y de la defecación, mientras no se utilicen en hembras con enfermedades respiratorias agudas o crónicas (4).

 PROSTAGLANDINAS:

A diferencia de los bovinos una sola aplicación de prostaglandinas no inducirá luteolisis antes del día 12 del ciclo estral por lo que pierde valor en el control del estro.

En los programas Servicio-Aborto, la preñez puede ser interrumpida en cualquier momento de la gestación antes del término, la involución uterina incompleta puede limitar el tamaño de la siguiente camada. Además terminar la preñez después de los 30 días post-servicio puede no ser ético. Entendiendo que se puede interrumpir la gestación entre el día 25 y 30 post-servicio con una aplicación de prostaglandinas seguida de una segunda aplicación de 6 a 8 horas más tarde. Las Primerizas regresan en 4 a 6 días con normal fertilidad (2).

porcino2

RECOMENDACIONES PROGRAMA HORMONAL CON PROSTAGLANDINAS Y GONADOTROPINAS.

Inducción de la pubertad

            Al utilizar una combinación de gonadotropinas extrahipofisiarias (400 UI de PMSG y 200 UI de hCG) para la inducción del celo en cerdas prepúberes, es muy importante conocer el estado corporal de las cerdas (edad y peso), así como la edad en que comúnmente ocurre la ovulación en las cerdas de cada granja.

La pubertad puede ser inducida muy efectivamente con un tratamiento único de Duogesta® (400 UI de PMSG y 200 UI de hCG). La aplicación de una dosis (5 ml) de Duogestal®, tiene la característica de inducir el celo entre 3 y 6 días después del tratamiento. El porcentaje de cerdas que entran en celo dependerá de condiciones propias de cada granja. Sin embargo, la mayoría de las cerdas ovulará aún sin mostrar signos de calor. La respuesta general depende de muchas circunstancias, entre otras de la habilidad para estimular una respuesta con la presencia del semental diariamente a partir del momento de la aplicación.

Inducción de celo en cerdas prepúberes con anestro verdadero

Una vez que se trató de inducir el celo en cerdas con la ayuda de semental hasta por cuatro semanas, la mayoría de ellas sí mostraron signos de estro, pero podrá ocurrir que algunas de ellas no lo hayan presentado. En esos casos de cerdas anestricas con más de ocho meses de edad, se ha buscado corregir con la inyección de Duogestal® pero sin los resultados esperados. La razón de ello radica en que tal vez esas cerdas “en anestro” realmente si habían ovulado y si tienen cuerpos lúteos funcionales al momento del tratamiento, podría resultar en el desarrollo de quistes ováricos, y aunque al momento del tratamiento con PMSG/hCG presenten signos de celo, serían animales infértiles. En cambio, en aquellas cerdas con anestro verdadero (nunca han presentado estro), a las que se les aplica una dosis de Duogestal®, si se logrará   una respuesta adecuada, y ovularán correctamente.

Inducción de un pronto retorno al estro en cerdas destetadas

El desgaste metabólico que padecen las cerdas modernas con las actuales duraciones de las lactancias (más de 21 días) y las camadas numerosas que tienen que lactar, puede predisponer a un porcentaje alto de cerdas en anestro o que tienen intervalos prolongados para retornar al estro después del destete. Esas alteraciones reproductivas ocurren más probablemente durante los meses más calurosos del año, y en especial en las cerdas de primer parto.

Una estrategia para mejorar el intervalo del destete-estro y reducir los porcentajes de anestro en esas cerdas es administrar una inyección (2-ml) de Porciprost® en las primeras 24 horas después del parto, y luego inyectar una dosis (5-ml) de Duogestal® al momento del destete. Las ventajas adicionales del tratamiento del Porciprost® después del parto incluyen una reducción de la mortalidad en lechones recién nacidos y cerdos más pesados al destete.

Como ya se mencionó, el problema del anestro posdestete (mayor a 7 días), se observa más en cerdas de primer parto, las cuales son más propensas debido a su propio metabolismo y a todo el estrés que padecieron desde el parto y durante la lactación. Mucho tiene que ver la edad y el peso a la que fue inseminada y a la cantidad y calidad de alimento consumidos durante la lactancia. Además, esto puede ocurrir en mayor proporción cuando coincide con altas temperaturas ambientales. Para disminuir esos efectos se ha utilizado el tratamiento con Duogestal® al momento del destete. En estudios comparativos, la presentación del celo ocurrió en mayor proporción en cerdas tratadas (92%) que en las no-tratadas (60%), y que el promedio para el intervalo de destete a primer celo fue menor (5.3 días) en las tratadas que en las no-tratadas (13.0 días).

Inducción de estro en cerdas adultas anestricas

Este tratamiento es utilizado en aquellas cerdas con más de 7 días posdestete y que no han presentado celo. Si se aplica el Duogestal® al séptimo día, los resultados serán buenos particularmente en cerdas de primer parto. La finalidad es disminuir los días no-productivos de las cerdas anestricas. Los resultados obtenidos en cerdas con anestro entre 10 y 100 días posdestete han sido de 70 a 94% de cerdas que retornan a celo antes de ocho días posteriores a la aplicación del Duogestal®.

Inducción de estro en cerdas adultas anestricas (Otra opción).

Este tratamiento es utilizado en aquellas cerdas que llegan al 10mo día posdestete y no han presentado celo. Se aplica un tratamiento del Porciprost® al día 10 posdestete y al día 12 posdestete una aplicación del Duogestal®. (Opción presentada en articulo Reducción del “Síndrome de Infertilidad Estival” en la cerda destetada mediante el uso de prostaglandinas).

bannerDuogestal1032

visitar sitio web de duogestal click aquí

MVZ EPA Víctor Manuel Orozco Orozco.

Asesor Técnico en Porcinos

victor.orozco@lapisa.com

LAPISA S.A. de C.V.

http://www.lapisa.com

BIBLIOGRAFIA:

  1. Jennifer L. Patterson, MSc; Audrey C. Cameron; Taylor A. Smith; Aline B. Kummer; Rydell L. Schott; Laura L., Greiner, MSc PhD; Joseph F. Connor, DVM, MSc., George R. Foxcroft, PhD. (Journal of Swine Health and Production July and August 2010) The Effect of Gonafotrophin treatment at weaning on primiparous sow performance.

 

  1. DVM, PhD Roy Kirkwood Department of Large Animal Clinical Sciences, Michigan State University. (AASV, 2008). Hormonal control and manipulation of estrus and ovulation.

 

 

  1. Dr. Janio M. Santuario – Universidad de Federal de Santa María – Laboratorio de Pesquisas Micológicas (LAPEMI) – 97105-900, Santa María, RS. Brasil. MICOTOXICOSIS EN CERDOS.

 

  1. Falceto; M.V. (1), Berrocal, F. (2), Font, J. (3), Pérez Guzmán (4).

Profesora Facultad de Zaragoza, (2) Veterinario Porcino, Murcia, (3) Sip Consultors. Barcelona.

    Ediporc número 86/ Sept 2005

REDUCCION DEL “SINDROME DE INFERTILIDAD ESTIVAL” EN LA CERDA DESTETADA MEDIANTE EL USO DE PROTAGLANDINAS.


Deja un comentario

Seminario de “Actualización de enfermedades Respiratorias Porcinas”

header_porcimunes

El campo de investigación en materia de enfermedades respiratorias parece ilimitado, y cada vez son más los factores que aumentan las probabilidades de contagio entre el ganado porcino de pequeños y grandes productores. Consecuentemente, para Lapisa es de suma importancia seguir trabajando para apoyar al productor, aportando herramientas al equipo de diagnóstico para realizar la secuenciación de los virus encontrados en las explotaciones, aprovechando esta ventaja para elaborar vacunas actualizadas y proteger al hato productivo de las nuevas variantes antigénicas,como en el caso de los Virus de PRRS y de Influenza porcina, que presentan mutaciones o cambios en su estructura, limitando la eficacia de los biológicos que se utilizan para proteger a la población en riesgo.

De acuerdo a las investigaciones por parte del equipo de Diagnóstico de Lapisa, se ha desarrollado PORCIMUNE® HPS (Reg. SAGARPA B-2083-024) para la prevención y control en cerdos sanos contra la enfermedad de Glässer, causada por Haemophilus parasuis; y a su vez PORCIMUNE® INFLUENZA (Reg. SAGARPA B-2083-025), un biológico para controlar los efectos causados por el virus de la influenza porcina serotipos H1N1 y H3N2.

Haemophilus parasuis, un microorganismo Gram negativo, pequeño bacilo o cocobacilo, del que se sabe que algunos serotipos producen alta mortalidad y otros dan lugar a formas crónicas con artritis y poliserositis, así como inflamación fibrinosa de las articulaciones de los cerdos jóvenes con alta mortalidad, mejor conocida como enfermedad de Glässer.

Por otra parte, la influenza porcina, enfermedad viral altamente contagiosa en los cerdos, está identificada como agente primario del complejo respiratorio porcino. El virus es de distribución mundial y la enfermedad que producen se caracteriza por alta morbilidad y aunque la mortalidad suele ser menor al 5 %, la reducción en la ganancia diaria de peso, causa pérdidas importantes.

Para Lapisa, PORCIMUNE® HPS y PORCIMUNE® INFLUENZA, representan una ventaja competitiva, debido a que estas vacunas cuentan con cepas identificadas y aisladas de producciones porcinas en nuestro país. Recientemente, Lapisa ha emprendido una campaña informativa, brindando opciones para encontrar soluciones a los problemas sanitarios de las explotaciones, realizando una gira de presentaciones técnicas los días 21, 22 y 23 de Octubre por las ciudades de Tepatitlán de Morelos, Jalisco; Ciudad Obregón, Sonora y por último, el 23 de octubre siendo sede principal La Piedad, Michoacán, teniendo como invitados especiales a Médicos Veterinarios y Productores, involucrados en la producción porcina en la región.

En la apertura del evento, el Dr. Marcelo Gottschalk, profesor titular en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Montreal, nos impartió la plática “Actualización en Enfermedades Respiratorias Bacterianas”, haciendo énfasis en dos de los agentes etiológicos bacterianos más importantes que se presentan en el complejo respiratorio porcino, Actinobacillus pleuropneumoniae y Haemophilus parasuis.

Marcelo_GottschalkDescargar ponencia en PDF

Para complementar las ponencias, el Dr. Matt Ackerman, socio fundador del grupo de asesoría “Swine Veterinary Services” en Greensburg, Indiana, atendiendo 100,000 vientres, desde el año 2007 y asesor certificado en el aseguramiento de calidad del cerdo en Estados Unidos, nos compartió la ponencia “Actualización en Enfermedades Respiratorias Virales” resaltando la importancia de uno de los virus más importantes en el complejo respiratorio porcino, el virus de la Influenza porcina tipo “A”.

Matt_AckermanDescargar ponencia en PDF

En las tres sedes hubo gran aceptación por parte del público asistente, donde asistieron más de 300 productores, médicos veterinarios y asesores, quienes se mostraron interesados en las aportaciones de los ponentes.

La Piedad, Michoacán, ciudad donde se encuentra establecida Lapisa, fue elegida para finalizar la gira de presentación, siendo punto de difusión alrededor del mundo al transmitir en vivo las conferencias a través de internet, registrando 555 visitas de más de 120 ciudades en 19 países, tales como Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Perú, Ecuador, Argentina, Rep. Dominicana, España, Reino Unido, Panamá, Rusia, Venezuela, Canadá, Chile, China, Costa Rica, Chipre, Irlanda y por supuesto, México.

header_seminarioporcimunes1200

banner_gracias


Deja un comentario

PROGRAMAS DE CONTROL INTEGRAL DE PARASITOS CON ENFASIS EN LA GARRAPATA DEL BOVINO Rhiphicephalus (Boophilus) microplus EN EL NORESTE DE MEXICO.

Lapisa Salud Animal

Noé Soberanes Céspedes | noe.soberanes@lapisa.com

Martin Ortiz Estrada | martin.ortiz@lapisa.com

 

Resumen

La resistencia múltiple a los ixodicidas en  la garrapata del bovino Rhipicephalus (B.) microplus y la resistencia a los insecticidas piretroides en la mosca del cuerno Haematobia irritans se encuentra ampliamente distribuida en México, causando pérdidas económicas en forma directa e indirecta.  Se presentan estudios de Programas  de control integral de parásitos  en Soto La Marina, Tamaulipas, México. El primer estudio con infestaciones de la garrapata del bovino triple-resistentes a ixodicidas,  utilizando animales de la raza Beefmaster, bajo un régimen de pastoreo con una infestación inicial promedio  superior a 60 hembras semirepletas de R. (B.) microplus (4-8 mm) /lado animal. El criterio para la aplicación del baño de inmersión fue una infestación superior a 20 garrapatas del bovino/lado. Se realizo el Programa con la aplicación inicial de la mezcla ixodicida de Clorpirifos + permetrina por inmersión a la concentración comercial recomendada (CCR), dos semanas después  se aplico ivermectina al 3.15% simultáneamente con la vacuna anti garrapata Bm86 a la CCR. Se realizaron 6 baños de inmersión, 5 aplicaciones de la vacuna Bm86 y 1 aplicación inicial con ivermectina al 3.15% en un año de estudio. Un segundo estudio, tuvo como objetivos determinar la dinámica poblacional de la garrapata y la mosca del cuerno y evaluar la eficacia de diferentes tratamientos químicos de ixodicidas comerciales disponibles en México que incluyo  baños de inmersión, combinados con aplicación inicial de ivermectina al 3.15%, así como fipronil y Fluazuron, estos últimos con aplicaciones a intervalos de cada dos meses. El tercer estudio evaluó un programa estratégico de control de garrapatas R. (B). microplus utilizando fluazuron y baños con ixodicidas convencionales en ranchos utilizando como umbral económico 25 garrapatas semirepletas (4-8mm)  lado/animal para baños garrapaticidas tácticos.

 

Antecedentes

El objetivo principal para el control de las parasitosis internas y externas en los animales, ha sido reducir o prevenir perdidas en la producción ganadera para el suministro de alimentos a la sociedad. Otro aspecto incluye, lo relacionado a la salud pública y animal, debida a que muchas especies de artrópodos son vectores de organismos patógenos, que puede ocasionar algunas zoonosis.

Las parasitosis internas y externas causan pérdidas económicas, afectando la ganancia diaria de peso, disminución en la producción de leche, retraso en el crecimiento, disminución de la conversión alimenticia como efecto de irritación continúa en la mucosa intestinal y pared del rumen, así como anemia por la succión de sangre.

Ejercen un efecto toxico  por la eliminación de sustancias que actúan como alérgenos y tóxicos en el organismo; así como un efecto inmunosupresor por el estrés constante que inhibe la capacidad de producción de anticuerpos, predisponiendo a otras enfermedades. Resulta difícil poder estimar las pérdidas económicas ocasionadas por las parasitosis, ya que depende de muchos factores que varían de acuerdo a la localización geográfica, condiciones de manejo, densidad de población, condiciones climáticas y programas de control que se realicen.

La mayoría de los medios efectivos en términos de costos para mantener una producción eficiente, frente al constante ataque de los parásitos internos y externos, es un programa de aplicaciones de parasiticidas, planeada estratégicamente. La elección del producto para el control depende de algunos aspectos como son: su espectro de acción, que con frecuencia en la mayoría de las drogas es muy estrecho, de modo que se requieren diversos productos  para controlar todos los parásitos importantes a los cuales el ganado se encuentra expuesto. Un segundo aspecto es su periodo de efectividad o residualidad, del cual dependerá la frecuencia de los tratamientos. 

La utilización de antiparasitarios de uso veterinario para el control de ectoparásitos (ácaros, dípteros) y endoparásitos (nematodos, cestodos, trematodos)se ha orientado a las formas parasitarias mediante diferentes métodos de aplicación como son los baños de inmersión, mangas de aspersión, aspersión manual, tratamiento por derrame dorsal (pour on y spot on), tratamientos mediante inyección (Rodríguez, 2005).


Control químico ecto- endoparásitos

La elevada prolificidad, adaptabilidad y resistencia a diversas condiciones climáticas hacen que las parasitosis tengan una amplia distribución geográfica y alta prevalencia, tanto en regiones con clima templado como tropical (Quiroz, 1984; Nari, 1990). Por lo anterior, los antiparasitarios se han utilizado de manera indiscriminada para lograr un buen estado de salud de los animales, pero desafortunadamente por el uso excesivo y continuo se ha desarrollado una resistencia hacia estos, generando un problema con repercusión económica, social y ambiental.

La disponibilidad futura de nuevos antiparasitarios, no sólo se encuentra comprometida por el progresivo aumento de los casos de resistencia y los crecientes costos de investigación y desarrollo, sino también por una cierta falta de conocimiento y competencia para el descubrimiento de nuevas drogas (Vial et al., 1999; Sangster & Gill, 1999).

Aunque no se puede establecer el costo del desarrollo de un nuevo fármaco, está claro que el descubrimiento, desarrollo y obtención de un nuevo fármaco en el mercado veterinario es sumamente caro. Se ha estimado un costo de desarrollo de un nuevo fármaco en 300 a 500 millones de dólares en un periodo de 12 a 15 años para investigar, descubrir, evaluar e introducir exitosamente un nuevo fármaco al mercado (Sumano,  2009). El escenario, se caracteriza además por la crisis económica del sector agropecuario, por mercados cada vez más regionalizados, competitivos y exigentes (Schillhorn van Veen, 1999). En este marco económico productivo, si no ocurre un cambio drástico en el enfoque de control, cabe esperar un  aumento progresivo de casos de resistencia múltiple en distintas especies/géneros de endo y ectoparásitos junto a la posibilidad de crear desequilibrios ecológicos y ocasionar la presencia de residuos de pesticidas en carne, leche y lana (Nari & Hansen, 1999).


Impacto económico de la garrapata del bovino

El impacto económico negativo de Rhipicephalus (B.) microplus a la ganadería se debe a efectos directos e indirectos. Su efecto directo sobre la producción, es resultado del daño a las pieles por acción de las picaduras, pérdida de sangre y efectos tóxicos. Además existe un efecto directo sobre la ganancia de peso de los animales y en la producción de leche. Las garrapatas también producen bajas en la fertilidad del ganado, mayor tiempo de la engorda y dificultad en la importación de razas mejoradas para incrementar la calidad genética en áreas infestadas por garrapatas. El efecto indirecto está dado por los agentes patógenos que transmiten como Babesia bovis, Babesia bigemina y Anaplasma marginale.

Resistencia a ixodicidas en México

A pesar de que hace 20 años, se consideraba que el control de las garrapatas en México estaba en un avance importante, por la entrada de los piretroides de larga duración, en los últimos  10 años la situación ha empeorado considerablemente, debido a la selección de poblaciones de garrapatas multi resistente; pues hay zonas ganaderas en donde se han detectado cepas resistentes a organofosforados (Aguirre, et al. 1986) a piretroides (Ortiz, et al. 1995) a amitraz (Soberanes, et al. 2001) a ivermectina (Pérez, et al. 2010) y a fipronil (Miller et al. 2012).


Control Integral de Parásitos

Antes de iniciar un programa de control de la garrapata en una región es necesario tener conocimientos de los aspectos ecológicos, tecnología disponible y factores sociales y económicos. Existe una gran diversidad de condiciones geográficas, climáticas, de infraestructura así como de desarrollo tecnológico, que hace que una tecnología aplicable en un lugar sea difícil de adoptar en otro (Cardozo y Franchi, 1996; Rodríguez, 2005).

El establecimiento de una estrategia de control Integral debe establecer un balance entre el uso de las herramientas disponibles de baños convencionales con no convencionales como la vacuna anti garrapata Bm86, reguladores del crecimiento (fluazuron), fenilpirazolonas (fipronil)  e ivermectina al 3.15% de forma racional para controlar las garrapatas, con el mantenimiento a baja escala (escape poblacional) de garrapatas que se encarguen de estimular la formación de defensas por parte del animal; de sostener una condición de premunidad para enfermedades hemoparasitarias como babesiosis y anaplasmosis, así como de mantener un “refugio” de genes susceptibles para diluir los posibles genes de resistencia.

En México, los programas de control químico contra las garrapatas usualmente no consideran los niveles de infestación ó los picos de mayor abundancia de garrapatas. Estudios de dinámica poblacional de garrapatas, son básicos para implementar programas integrados de control que permitan reducir estos picos de infestaciones de garrapatas ó ciertas fases del ciclo de vida de la garrapata en tiempos específicos.

Programas de Control Integral de Parásitos en campo
Se han realizado estudios de campo en Soto La Marina, Tamaulipas en el Noreste de México implementando Programas de Control Integral de Parásitos con énfasis en la garrapata del bovino R. (B.) microplus,  donde en el estudio1 se combino el control químico con el control inmunológico  en el estudio 2 se evaluó el control químico combinando productos convencionales con no convencionales y en el estudio 3 se evaluó un Programa estratégico usando fluazuron y baños con ixodicidas convencionales.
Los resultados obtenidos en el estudio 1,  indicaron que la estrategia establecida con baños de inmersión, la vacuna anti garrapata Bm86 y una sola aplicación al inicio de la ivermectina al 3.15% para el control de la garrapata del bovino Rhipicephalus (B.)microplus fue aceptable y mostro un ahorro del 75% en baños, aunque es importante tener en cuenta que los criterios de elección de productos y tiempo de aplicación pueden variar, para cada rancho. Sin embargo, el umbral establecido de 20 garrapatas por lado/animal en promedio, para un lote de ganado en pastoreo es una buena referencia para establecer tratamientos tácticos de soporte con baños de inmersión con el  ixodicida seleccionado de acuerdo a la susceptibilidad de la garrapata previamente detectada.

En el estudio 2,  el objetivo era determinar la dinámica poblacional de la garrapata y la mosca del cuerno y evaluar la eficacia de diferentes tratamientos químicos de ixodicidas comerciales disponibles en México, se concluyo  que los mejores resultados en el control de garrapatas se obtuvieron con los grupos tratados con Ivermectina 3.15%, ixodicida convencional y fipronil; otro grupo tratado con Ivermectina 3.15%, ixodicida convencional y fluazuron y un grupo tratado con ivermectina 3.15% e ixodicida convencional. Así mismo, se determino que la infestación de R. (B.) microplus en bovinos en esta región ganadera, requiere mayor estrategia de control en el periodo de  mayo a noviembre.

En el estudio 3, se realizaron en varios ranchos dos aplicaciones de Fluazuron y los baños se mantuvieron con intervalos de 30 a 40 días, de acuerdo al criterio de baño de realizarlo cuando la infestación promedio fuera superior a 25 garrapatas semirepletas por lado/animal, comparado con el esquema anterior de cada 15 días resultando en ahorros del recurso baño del 60 al 64 % aumentando la vida útil de ambos principios activos.

Para establecer un Programa  integral de control de parásitos, no dependiente de un solo producto, se requiere conocer previamente el estatus de resistencia de la población de garrapatas con monitoreo anual y la dinámica poblacional de garrapatas y moscas hematófagas en cada rancho.


Conclusiones

El desarrollo durante las ultimas décadas de antiparasitarios de uso veterinario, ha puesto a disposición del productor herramientas de gran eficacia, amplio espectro y poder residual, prácticos y adaptables a diferentes sistemas de producción. Sin embargo, el uso intensivo de estos ha creado un  falso “sentido de seguridad” en el productor pecuario, quien sustituyo el diagnóstico y asesoría técnica, por la casi exclusiva utilización de antiparasitarios. El control parasitario exclusivamente químico no es sostenible, debido a problemas de costos, el desarrollo de resistencia y la temática de inocuidad alimentaria, aunado al impacto ambiental; a pesar de los esfuerzos de la  industria en desarrollar productos cada vez más seguros para el aplicador y el ambiente. La velocidad de la emergencia de la resistencia a los antiparasitarios, aunado al lento desarrollo de nuevas moléculas de antiparasitarios por parte de la industria, hace necesario tomar conciencia de este recurso no renovable y considerar como prioridad el uso prudente de los antiparasitarios. El mayor problema de sostenibilidad del control de los parásitos, se relaciona con la aplicación innecesaria y el tema de los residuos en carne y leche y la conservación de susceptibilidad de las poblaciones a los antiparasitarios. Adicionalmente, se cuenta con consideraciones como la protección a la calidad del agua, el manejo de envases vacíos de plaguicidas y la protección del potencial genético de los posibles biocontroladores.

La importancia prioritaria  de promover el uso racional técnico de los productos antiparasitarios registrados disponibles  mediante la  evaluación y validación de Programas  de Control Integrado de Parásitos (químico, biológico, cultural) en cada rancho, con un diagnóstico coproparasitoscopico previo para reducir la población de helmintos, moscas hematófagas y garrapatas a niveles compatibles con la producción ganadera a un costo adecuado, además de que permite la rotación técnicamente adecuada de productos químicos con diferente mecanismo de acción (lactonas macrociclicas, fenilpirazolona: fipronil y reguladores del crecimiento: fluazuron) combinado con control inmunológico basado en un diagnóstico toxicológico, enzimático ó de PCR previo de resistencia en garrapatas, y ha probado ser una táctica que alarga la vida útil de los antihelmínticos e ixodicidas, beneficia a los animales reduciendo riesgos de intoxicación y residuos en los animales y el hombre para favorecer la inocuidad alimentaria y la salud pública  y permite establecer las bases para una productividad y rentabilidad del negocio.

 Literatura consultada

1. Aguirre, E.J.; Santamaría, V.M. 1986. Purificación y caracterización toxicológica de garrapatas Boophilus microplus resistentes a ixodicidas organosfosforados y organoclorados. Memorias de la VII Reunión Anual Asoc. Mex. de Parasitología Veterinaria, A.C. Cd. Victoria, Tamps.

2. Cardozo, H.; Franchi, M. 1996. Garrapata: Epidemiología y control de Boophilus microplus. En: Enfermedades parasitarias de importancia económica en bovinos. Bases epidemiológicas para su prevención y control. Nari, A. Fiel, C. (ed.) Uruguay: Hemisferio Sur 369-407.

3. Miller RJ, Almazan C., Ortiz-Estrada M,  Davey RB, George JE, De León AP. First report of fipronil resistance in Rhipicephalus (Boophilus) microplus of Mexico Vet. Parasitol. 2013; 191: 97-101.

4.  Nari, A.; Fiel, C. 1990. Enfermedades parasitarias de importancia económica en bovinos. Bases epidemiológicas para su prevención y Control. Montevideo: Hemisferio Sur. 519.

5. Pérez- Cogollo LC., Rodríguez- Vivas RJ., Ramírez- Cruz GT., Miller RJ First report of the cattle tick Rhipicephalus microplus resistant to ivermectin in  Mexico Vet. Parasitol. 2010; 168: 165-169.

6. Quiroz, R.H.1984. Parasitología y enfermedades parasitarias de los animales domésticos. Editorial Limusa. México, D.F.

7. Rodríguez, V.R.I. 2005. Enfermedades de importancia económica en producción animal. Universidad Autónoma de Yucatán. Editorial McGraw-Hill Interamericana. 181 p.

8. Ortiz E.M, Santamaría V.M, Ortiz N.A, Soberanes C.N, Osorio M.J, Franco B.R, Martínez I.F, Quezada D.R, Fragoso S.H. 1995. Caracterización de la resistencia de B. microplus a ixodicidas en México. Memorias del III Seminario Internacional de Parasitología Animal.SAGAR-CANIFARMA-FAO-IICA-INIFAP. Acapulco, Gro. Méx. 1995: 58-66.

9. Ortiz E.M., Pérez J.A. 2009. Experiencias en control de Boophilus spp en ranchos con multiresistencia en Tamaulipas, México. Memorias XVIII Congreso Nacional de Parasitología. Aguascalientes, Ags., México.

10. Sangster, N.C. & Gill, J. 1999. Pharmacology of anthelmintic resistance. Parasitology Today 15: 141-146.

11. Schillhorn van Veen, T.W. 1999. Agricultural policy and sustainable livestock development. International Journal for Parasitology 29: 7-15.

12. Soberanes C.N., Santamaría V.M., Fragoso S.H. y García V.Z. 2002. Primer caso de resistencia al Amitraz en la garrapata del ganado B. microplus en México. Tec. Pec. Mex.40 (1): 81-92.

13. Soberanes, C.N.; Torres, R.L., Torres, T.A., Galván, R.S., Reyna. G., Almazan, G.A.Population dinamics and control of the horn fly, (Haematobia irritans) in a cattle farm from Tamaulipas, México. 2011. Memories WAAVP-Towards Good Management Practices in Parasite Control. Buenos Aires, Argentina.

14. Soberanes, C.N.; Torres, R.L., Torres, T.A., Galván, R.S., Reyna. G., Almazan, G.A.The cattle tick Rhipicephalus (Boophilus) microplus: Fluctuation and chemical control in the Northern Mexico. 2011. Memories WAAVP-Towards Good Management Practices in Parasite Control. Buenos Aires, Argentina.

15. Sumano, L.H.S. 2009. Investigación y desarrollo de especialidades farmacéuticas para bovinos. Memorias XXXIII Congreso Nacional de Buiatria. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

16. Vial, H.J.; Traore, M.; Failamb & Ridley R.G. 1999. Renewed strategies for drug development against parasitic diseases. Parasitology Today15: 393-394.

Programa de Control Integral Estratégico LAPISA PLUS 2×6